Aproximándonos a la Economía Social y Solidaria en Perú

Aproximaciones a la economía social y solidaria en otros países de América Latina

Uno de los temas más fascinantes en el siglo XXI está relacionado a las formas en que los hombres se agencian para satisfacer sus necesidades, sobre todo en épocas de crisis y, donde la única opción para enfrentar una situación difícil es juntándose con otros que tienen objetivos comunes.

Emerge en el mundo una nueva racionalidad vinculada a comportamientos económicos sui géneris, diferente a la racionalidad capitalista utilitarista (excluyente y discriminadora para el que no puede pagar) y a la racionalidad pública (que no permite la posibilidad de autogestionarse). El eje central está en la maximización de la satisfacción de las necesidades del grupo de referencia en un contexto de economía de mercado y no en la maximización de la ganancia.  El otro ya no es mirado como la competencia, sino como el socio; se trata de una aprendizaje para compartir y avanzar juntos.

Paradójicamente, la globalización actual, la velocidad de los cambios tecnológicos, la revolución en comunicaciones y microelectrónica, la sociedad de la información y el  conocimiento, así como pueden coadyuvar a generar una mayor diferenciación entre países y sectores ricos y pobres, vienen –al mismo tiempo- fortaleciendo estas nuevas dinámicas económicas, hoy llamadas economía social/solidaria.

Estas dinámicas si bien fluyen más rápido en épocas de crisis y pobreza, porque la única manera de subsistir es a través de la acción colectiva para generar autoempleo; no necesariamente se quedan en el ámbito de la economía de los pobres o la autosubsistencia. Por el contrario, están logrando trascender hacia la generación de utilidades y se están haciendo competitivas, pero su fin último es la maximización de la satisfacción de las necesidades del grupo y tienen un orientación hacia la búsqueda del bienestar de la comunidad.

En el Perú y en América Latina, la práctica de la economía socia/solidaria, es una práctica ancestral. Aunque el concepto como tal no haya estado claramente explicitado, se ha venido practicando desde siempre. La economía campesina, los sectores informales, las empresas familiares emergentes, los cuentapropistas o autoempleados actúan en redes vinculadas por principios de solidadaridad y reciprocidad.

El desarrollo de la economía social/solidaria  ha implicado e implica  el desarrollo de redes, la reflexión y la construcción de reglas comunes, la práctica de la acción colectiva y la consolidación de la democracia desde una perspectiva intercultural, revalorando al mismo tiempo  el conocimiento y experiencia tradicionales y el conocimiento occidental para la construcción de una nueva sociedad. 

La economía social/solidaria en Latinoamérica y particularmente en el Perú es un concepto en construcción que requiere ser estudiado a partir del devenir  de los propios procesos sociales a nivel local, pero desde una perspectiva global.

Por ello, la Universidad Nacional de San Antonio Abad de Cusco hace parte del Consorcio York St John.

Cookie Settings